abril 6, 2019

Qué hacemos

Qué hacemos

Quien defiende la conservación de los bosques tropicales, sus especies, sus animales, sus plantas, sus aves, sus habitantes y lucha por reformas sociales, rompe el círculo de los madereros, monocultivadores y ganaderos, de las empresas petroleras y mineras, de los bancos y los políticos corruptos. Todos ellos se benefician a corto plazo de la destrucción de los bosques tropicales, mientras que los nómadas, los indígenas, los afrodescendientes o los pequeños agricultores están ligados a los bosques tropicales como modo de vida.

Sin la ayuda internacional, los habitantes de los bosques tropicales se encuentran a menudo desprovistos de poder, por estar discriminados como minoría, o porque les faltan recursos económicos para hacer valer sus derechos.

Nosotros apoyamos a los defensores del bosque tropical, por ejemplo, a los indígenas de Witoto, Mirañas, Boras, Andoques, Ocainas, Muinanes, Nonuyas en el Amazonas colombiano, quienes se defienden a duras penas en contra de la explotación cocalera en su territorio ancestral. A los U’was en su lucha contra las compañías petroleras como lo OXI.

Estamos en contra de los cultivos de palma de aceite africana en territorio selvático Colombiano. Los bosques tropicales tienen una diversidad increíble y producen relaciones de intercambio altamente complejas. Precisamente eso es lo que los hace maravillosos, y por eso, debemos luchar cada día por su protección.

Somos una organización ambiental políticamente independiente, que defiende consecuentemente a los habitantes de los bosques tropicales y los espacios que habitan. No recibimos donaciones del Estado o del gobierno y nuestras actividades se financian únicamente con nuestro trabajo. Nuestra principal labor es la de educación y concientización a nuestros visitantes.

Las campañas de presión y de información en Colombia constituyen el punto fuerte de nuestro trabajo. Informamos a la opinión pública acerca de la participación de las grandes empresas en la destrucción de los bosques tropicales, mostramos las causas, nombramos a los culpables por su nombre e intentamos ejercer en en el mundo influencia directa sobre la llamada política de desarrollo y los negocios de los bancos y empresas.

Naturalmente nos dirigimos también a las consumidoras y consumidores en el mundo que también pueden contribuir con la protección de los bosques tropicales siendo conscientes de su poder como consumidores, con sus acciones de protesta y con su compromiso privado.

Las fuentes de información más importantes acerca de nuestro trabajos es nuestra página web.

Parte de nuestro trabajo público lo constituye el contacto directo con los medios, entrevistas personales con políticos y hombres de negocios o jornadas de información sobre temas específicos. Con todo ello pretendemos centrar la atención en el punto de vista de los afectados por la destrucción de los bosques tropicales y luchar por su derecho a un espacio intacto donde vivir. Nuestro segundo ámbito de trabajo se encuentra directamente en los países tropicales. Allí apoyamos a organizaciones de base que defienden los bosques, los derechos indígenas, el progreso social y el desarrollo sostenible. También participamos en estos países campañas de protesta contra la tala ilegal, explotación destructiva de los recursos naturales como petróleo, minerales, oro, diamantes o la inundación de grandes superficies de bosques como consecuencia de gigantescos proyectos hidroeléctricos.